milagros

Esta semana la adorable Carlota Fominaya publicaba en su blog del ABC una entrevista preciosa y que le agradezco de todo corazón. En ella me preguntaba por aspectos como mi proyecto, cómo surgió, cómo lo hago, o cómo lo compagino con mi maternidad. “Milagros -decía ella- que hagas”. Yo, además de contarle mi vida, le comentaba respecto a esto último que «Siempre que hablo de la maternidad digo lo mismo, cuando asumes que tu tiempo ya no es tuyo, que vives para los demás, ya no te frustras y puedes vivir esa donación a tu familia con alegría y satisfacción.» Cuando lo asumes, sí. Porque la verdad, ser de las primeras amigas en casarse o en tener hijos no es muy “guay” que digamos. Cuando todas aparecen divinas a las 21:30 para cenar puntualísimas, con la manicura hecha, el pelo perfectamente moldeado y su modelito nuevo (porque rara vez repiten), tú te sientes como os diría yo… De otro planeta. Esperando a la niñera que llega tarde, quitándote el pegote de mocos que te han dejado en el pantalón, poniéndote el modelito que te pusiste la última vez que quedásteis esperando que nadie se de cuenta de la coincidencia, con los pelos al aire, maquillándote en el coche de semáforo en semáforo y esperando que vuelva la segunda unidad al 70% para comprar pañales. Mientras ellas hablan del último restaurante que descubrieron y la última exposición que han visitado, tú estás pensando en dónde está el servicio técnico de la plancha que se ha estropeado esta semana y no vas a poder planchar los uniformes el domingo. Toda una realidad paralela.
Pasé un tiempo enfadándome conmigo misma y refunfuñando cada mañana porque levantándome a las 7 de la mañana se me hacían las 10 sin haber empezado a trabajar, con el pelo húmedo todavía, sin el corrector puesto y sin entender cómo había “perdido” 3 horas de mi día sin haber hecho nada exclusivamente para mí, tan sólo servir desayunos, vestir, peinar y repartir niños, hacer camas y poco más…

Y así, efectivamente, uno vive frustrado. Tenemos una gran capacidad nosotros los mortales de ver lo bueno que tiene el de al lado y anhelarlo sin darnos cuenta del tesoro que hemos adquirido con nuestras renuncias y la oportunidad de ser tremendamente felices con lo que tenemos. Cuando me defino, siempre digo que soy principalmente madre y esposa, y luego todo lo demás. Al final, no nos vamos a engañar, es lo que más ocupa mi tiempo, mis energías y mis pensamientos. Y no por ello dejo de ser INMENSAMENTE LIBRE, porque lo he elegido yo, ni dejo de ser mujer para ser madre, soy las dos cosas, y no 70-30 ni 50-50, sin porcentajes, al mismo tiempo, como el que es hijo es hijo y hermano a la vez o el que es abuelo no deja de ser padre. Otra cosa es que me de tiempo de seguir los desfiles de la primavera verano o de hacerme la manicura, pero es que perdónenme, me pareció que era más importante hacer un dibujo con mi hija (que es una artista por cierto, y si no se lo creen echen un ojo en instagram) o jugar al fútbol en el pasillo con mi “Oliver Atom” y sus chupinazos.

Así que un día me di cuenta de que no vale la pena racanear mi tiempo, que mi principal profesión iba a ser esa, mujer y madre, y que el hacer felices a los demás, vivir para ellos, no tiene precio. Quizá algún día me lo agradecerán, o quizá no, eso es lo de menos, uno no lo hace por eso, si no porque al final, el secreto de esta fórmula está en que esconde la propia felicidad.

Y cada día tiene su afán, queridos, así que vayamos día a día, conquistando la felicidad de los otros y la nuestra.

¡¡Feliz fin de semana!!

Anuncios

2 comentarios en “milagros

  1. Cuanta razón tienes… En todo lo que has escrito me identifico completamente… Ahora lo de ser madre, esposa, hija, todo eso es pura felicidad
    Un beso trabajadora y muchísima suerte en tu trayectoria profesional, porque en lo otro ya la tienes!!

  2. ¡No puede ser más bonito el post! Es verdad que al principio de tener hijos te das cuenta de TODO lo que ha cambiado tu vida, de lo que te necesitan y de que absorven todo tu tiempo y energía. Luego, como tú dices, lo asumes, es así, y valoras TODO lo que tienes.
    Ine, ¡mucha suerte con tu proyecto que es precioso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s